En contextos extractivos en el Ecuador, las comunidades y la naturaleza viven escenarios de riesgo y desastre en la medida que el Estado y las empresas imponen obras, proyectos o actividades (OPAs) extractivas en sus territorios, en los que se llevan a cabo procesos que implican diversas formas de violencia donde se vulneran sus derechos y la de sus defensores y defensoras.

En este espacio se presenta un análisis de la situación de 26 comunidades y 4 organizaciones de apoyo que han sufrido la pérdida irreparable e irremediable de sus recursos naturales, sus ecosistemas, su economía comunitaria y sus medios de vida; pero también la pérdida de sus familias, de su cultura, de sus formas organizativas, de sus conocimientos y, con ellos, de su relación profunda y simbólica con todo lo visible y no visible de la naturaleza; y aquellas historias donde la lucha y defensa de los territorios ha implicado largos procesos de persecución y criminalización a sus líderes y lideresas.

Comunidades en alto riesgo bajo contextos de criminalización, violencia e imposición de proyectos extractivos en Ecuador.

   

Ruta del Colibrí

La problemática de la expansión urbana

En los últimos años, Ecuador ha estado lejos de las tasas de crecimiento urbano de las décadas anteriores. Sin embargo, se ha producido la mayor explosión territorial de las ciudades, especialmente en Quito y Guayaquil, lo que supone la transformación de las áreas rurales circundantes de manera acelarada. La expansión del turismo hace que la costa ecuatoriana se haya convertido en un lugar de inversión en megaproyectos turísticos. La Ruta del Colibrí generará un proceso para conocer la verdad de lo sucedido respecto a los principales impactos de la expansión urbana, generar justicia ante los derechos vulnerados para evitar su repetición, así como mecanismos de reparación de los daños ambientales y sociales producidos.

Ruta del Jaguar

La problemática de la minería

En los últimos 10 años Ecuador ha pasado de ser un país en el que había presencia puntual de minería pequeña y artesanal, a volcarse en la megaminería. Aun cuando ninguna mina de grandes dimensiones ha comenzado a operar y solo un proyecto está en construcción, su implementación ha supuesto una violencia contra las comunidades y vulneraciones de derechos sin precedentes. En la actualidad 5 proyectos de megaminería han sido concesionados, y la tendencia es a profundizar este modelo. La Ruta del Jaguar generará un proceso para conocer la verdad de lo sucedido desde 2008 respecto a esta problemática, generar justicia ante los derechos vulnerados para evitar su repetición, así como mecanismos de reparación de los daños ambientales y sociales producidos.

Ruta del Ceibo

La problemática de la agroexportación

Las plantaciones son productos primarios tradicionales de exportación de Ecuador que han precisado acabar con la naturaleza y pueblos para su implementación en territorios que ahora dominan empresas de agroexportación. Tras la aprobación de la soberanía alimentaria en la Constitución, estos cultivos han seguido expandiéndose. La Ruta del Ceibo generará un proceso para conocer la verdad de lo sucedido desde 2008 respecto a esta problemática, generar justicia ante los derechos vulnerados así como mecanismos de reparación de los daños ambientales y sociales producidos.

Ruta de la Anaconda

La problemática del petroleo

Van más de 50 años de la extracción del primer barril de petróleo en Ecuador. Los daños generados a comunidades indígenas, campesinas y a la naturaleza son incalculables. En los últimos, la expansión petrolera hacia el centro y este de la Amazonía ha tenido una gran intensidad, así como los lugares previos de explotación han sufrido una intensificación de la actividad petrolera. La Ruta de la Anaconda generará un proceso para conocer la verdad de lo sucedido respecto a esta problemática, generar justicia ante los derechos vulnerados para evitar su repetición, así como mecanismos de reparación de los daños ambientales y sociales producidos.